LA TIRADA MÁS POPULAR EN EL TAROT



LOS ELEMENTOS DEL Tarot





Los aspectos de la vida humana se dividen o se clasifican en cuatro elementos fundamentales.




El fuego, que representa la energía y la vitalidad, conjuntamente con los temas profesionales.

El aire, dentro del cual se ubica el intelecto y la mente, así como los proyectos y planes.

El agua, simbolizando los sentimientos y emociones, de lo que dependen las relaciones que se mantienen con otros.

Y finalmente la tierra, que es la esfera de lo material, donde se ubica el dinero y el trabajo, e igualmente los temas de salud.




La forma más básica de la tirada de los cuatro elementos, que reúne en una misma mesa los cuatro elementos dirigidos a responder desde sus esferas la pregunta del individuo, es una forma de cruz. La estructura es bastante simple, es una cruz de cuatro posiciones, superior, derecha, inferior e izquierda. Y cada posición representa uno de los cuatro elementos vitales que representan el universo completo del individuo.




Los principales ámbitos del individuo en la situación actual son expuestos en ésta tirada de una forma más concreta y general. Lo concreto y general se refiere a la impresionante cantidad de información a utilizar para indagar en los aspectos del individuo y los elementos doblegados a su servicio. Se puede utilizar tanto una sola carta para cada posición como diversas cartas para cada posición, esta última posibilidad permitirá al tarotista indagar con más opciones y más detalles sobre los aspectos del presente del individuo relacionados a su pregunta.




La tirada de elementos es popular ya que ella permite tener una idea general del momento vital que atraviesa el consultante, no se limita a una pregunta, sino que es capaz de describir un cuadro general, completo, de manera que el consultante puede percibir abarcada la totalidad de su vida y las dimensiones de su trayectoria como individuo. Es ideal para esos momentos en los que el individuo se siente perdido y desorientado, que no sabe cómo continuar o hacia qué dirección caminar para poder atinar o acertar con las decisiones por venir.




En términos generales la tirada es positiva y tranquila, puede reflejarse tanto la solidez o estabilidad en los distintos ámbitos de la vida, o la intranquilidad y la inestabilidad, de manera que pueda también ofrecerse una orientación ligada a hacia dónde apunta la tirada. Ofrece una visión panorámica, puede ejercerse como una tirada introductoria, principal, que permita la apertura hacia otras tiradas en las que se aborden de manera específicas otros aspectos o los aspectos resaltantes durante la tirada de los elementos.




La disposición de las cartas en el tarot sin engaños siempre es la misma en la tirada de los elementos, en todas sus versiones, ya que recuerde que aquí se están tocando aspectos generales de la tirada de los elementos en su forma básica o su versión principal y más popular. Sin embargo, el orden de colocación de las cartas sí puede varias. La colocación más popular es la que sigue el sentido de las agujas del reloj.

Comentarios