SISTEMA DE GOBIERNO MONÁRQUICO

Los sistemas de gobierno son los que definen las características esenciales de como una país o nación puede pasar a vivir por una gran cantidad de tiempo. Todos ellos aunque no sean del agrado de un sector marcado de la población, deben ser aceptados una vez que todos los elementos para tal fin sean elegidos, bien sea presidente, gobernador, alcalde entre otros. Así como existe la democracia donde el pueblo a través de su voto es el responsable de elegir los destinos de un país, y a su vez existen las llamadas dictaduras, donde una persona a través de la violencia y presión sobre sus diferentes detractores pretende mantenerse en el poder bajo cualquier costo, esta vez te presentamos el sistema de gobierno monárquico.

La monarquía es una modalidad establecida desde los inicios de la historia, principalmente en los países europeos, los cuales son naciones que han mantenido este estilo de gobernanza, con el objetivo de establecer un dominio político, en el cual la presidencia o el cargo de primer ministro pasan a segundo plano cuando se establece un reinado, que es una modalidad que todavía existe en algunos países del mundo que cuentan con familia real, por ejemplo el reino de España donde hasta hace poco tiempo gobernó el Rey Juan Carlos y hoy día su hijo Felipe VI se ha hecho cargo del liderazgo de la nación ibérica.

Inglaterra es otro caso de país en donde se ha establecido el sistema de gobierno monárquico, con la reina Isabel que todavía se mantiene vigente a pesar de la edad, siendo una persona muy querida por los habitantes del Reino Unido. El principado de Mónaco también es otro sistema de gobierno monárquico donde la familia real ha tomado el poder por generaciones, estableciendo una tradición a través del tiempo que es aceptada por la población.

El sistema de gobierno monárquico se establece por la aparición de los reinados, que tienen la responsabilidad de dirigir la nación que gobiernan, y según su tradición, elegir los cargos de presidentes, primeros ministros, diputados, entre otros cargos que permiten establecer una vida política mejor conceptuada en esas naciones en donde el orden lógico en la mayoría de los casos siempre se ha mantenido con buena reputación ante la colectividad local y el mundo.
Así como el pueblo puede entablar una cercanía ante un personaje de la política pública, bien sea por su presencia en los medios, discurso político, además de las promesas que este haga a la población, es preciso destacar que existen casos donde la población siente una mayor empatía por una familia real enmarcado en el sistema de gobierno monárquico, porque los reyes comienzan a instruir a sus hijos a temprana edad en la administración de un reinado, debido a que serán ellos los que relevarán en el cargo a sus progenitores, siendo una cadena que continuará por generaciones.





La repercusión mediática de los sistemas de gobierno monárquicos es de gran auge en todo el mundo, porque mientras los presidentes de cada nación aparecen a diario en la palestra pública, el caso de un rey o reina es distinto, ya que no aparecen todos los días en los medios de comunicación, y por ende se interpreta que cuando suelen aparecer es porque se encuentran en medio de una actividad de importancia inherente a su reinado.
La corrupción también es un tema a considerar en los sistemas de gobierno monárquicos; sin embargo al no encontrarse como un sistema de gobierno común, a veces la repercusión en estos casos no suele ser la misma que la ocasionada por un gobierno democrático o dictatorial.

 



Comentarios