La etiqueta de la ciudad de Roma

La etiqueta de la ciudad de Roma
Los romanos están acostumbrados a tratar con extranjeros, lo que puede resultar de gran ayuda al viajero que se encuentre desorientado. La gente no espera que el visitante hable perfectamente su idioma, aunque siempre agradecerán unas pocas palabras en italiano por parte del visitante. Si hay algo que puede herir sus sentimientos, no es sólo la manera de vestir del turista, sino también que éste haga patente una cierta ligereza de ropa. En algunas iglesias no está permitida la entrada a quienes no vistan adecuadamente.

Es posible acceder a estos lugares con pantalones cortos, aunque es necesario cubrirse los hombros como muestra de respeto. Al saludar a conocidos o a amigos de éstos se acostumbra dar un beso en cada mejilla; sin embargo, con los desconocidos resulta difícil saber que hacer, aunque siempre resultará menos embarazoso ofrecer la mano.

Los romanos generalmente salen en grupo y no suelen beber demasiado alcohol, puesto que emborracharse, sobre todo en el caso de las mujeres no está bien visto.
En la actualidad está prohibido fumar en lugares, instituciones y transportes públicos así como en el interior de bares, cafés y restaurantes.

Italia es sin duda uno de los lugares favoritos para conocer, hacer turismo y si puedes no te pierdas la posibilidad de aprender su maravilloso idioma.

Comentarios